Herramientas Personales
Navegación
 
Acciones de Documento

Un mundo sin muros, piden en foro migratorio de Madrid

Última modificación 16/09/2008 11:08
por luisg

El III Foro Social Mundial de Migraciones (FSMM) culminó con una manifestación festiva y reivindicativa en la que miles de personas reclamaron un “mundo sin muros”, en el que no existan las policías fronterizas ni los centros de internamiento de migrantes "sin papeles" y en el que se respeten los derechos humanos de los más de 200 millones de migrantes en el orbe.

Por: Armando Tejeda

Madrid, 14 de septiembre. El III Foro Social Mundial de Migraciones (FSMM) culminó hoy con una manifestación festiva y reivindicativa en la que miles de personas reclamaron un “mundo sin muros”, en el que no existan las policías fronterizas ni los centros de internamiento de migrantes “sin papeles” y en el que se respeten los derechos humanos de los más de 200 millones de migrantes en el orbe.

Los más de 2 mil delegados, activistas y migrantes de más de 90 países también llamaron la atención sobre la situación que está viviendo en estos momentos Bolivia, que convoca a “nuestras conciencia y a nuestra solidaridad”.

La localidad madrileña de Rivas Vaciamadrid acogió durante cuatro días uno de los encuentros más importantes en materia de migración de organizaciones sociales y asociaciones que propugnan por garantizar los derechos de este colectivo. Como en las ediciones anteriores, durante las jornadas de debates, mesas redondas, proyección de documentales y conferencias se escucharon voces diversas y plurales, lo mismo de expertos académicas en la incidencia de las remesas en el economía global, que los testimonios más desgarradores y personales de migrantes de los llamados “países del Sur”.

Como colofón a este encuentro bianual –la próxima cita será en Quito, Ecuador, en 2010–, alrededor de 5 mil personas se concentraron en las calles del centro de Madrid para bailar y corear consignas, para gritar al unísono “ningún ser humano es ilegal”. Con el lema “Nuestras voces, nuestros derechos. Por un mundo sin muros”, los manifestantes y delegados del FSMM se desplegaron en la plaza de Legazpi –en el sureste de la capital– para recorrer algo más de 20 calles, hasta llegar a la Puerta de Atocha, a un costado de la tristemente célebre estación de trenes donde el 11 de marzo de 2004 se registró el peor atentado terrorista en la historia de España.

A la concentración acudieron activistas y delegados del encuentro, pero también centenares de migrantes, ciudadanos españoles que se solidarizaron con la causa y dirigentes de distintas fuerzas sindicales, partidos políticos de izquierda y organizaciones de defensa de los derechos humanos. Los manifestantes atravesaron un muro de tela, situado a la entrada de la Plaza de Carlos V, como símbolo del estigma de los muros y las vallas fronterizas y de la necesidad de derribar las barreras físicas, legales y sicológicas con las que se impide a las personas migrantes acceder a los países ricos.

Uno de los políticos presentes en la marcha fue Gaspar Llamazares, dirigente de Izquierda Unida (IU), quien coincidió con el FSMM en criticar el viraje del gobierno español, del socialista José Luis Rodríguez Zapatero, en asuntos migratorios. “Se están sumando a esta política de fronteras carcelaria y represiva. Creo que se están formando políticas por parte de la UE que bordean claramente el respeto a los derechos humanos de los inmigrantes, a los que se trata como un factor de trabajo sin ningún tipo de respeto”, señaló.

Al final de la manifestación, tras dos horas de recorrido festivo y con ritmos musicales diversos, dos migrantes –una boliviana y un senegalés– leyeron la llamada Declaración del III del FSMM (se puede leer en el siguiente link: www.fsmm2008.org/), en la que se incluyeron las principales reivindicaciones, preocupaciones y reclamos de los asistentes al encuentro internacional. “No al creciente deterioro de las condiciones de vida que impacta a la mayoría de las personas del planeta, en el norte como en el sur global, y de manera especial a las personas migrantes, refugiadas y desplazadas de los diferentes continentes, y particularmente a las de los pueblos palestino, saharaui, colombiano, sudanés e iraquí, y a las políticas cómplices de Estados Unidos, Europa y España”, señalaron en la lectura del comunicado.

Asimismo, rechazaron las migraciones forzadas de los pueblos indígenas como resultado de la expropiación de sus tierras y de megaproyectos agroindustriales que traen como consecuencia desarraigo y destrucción de sus culturas. Además de que se denostaron las diferentes manifestaciones de racismo en contra de las personas y comunidades migrantes en todos los continentes y, particularmente, en contra de las personas de África y la comunidad latina en Estados Unidos.


Copyright © 1996-2014 DEMOS, Desarrollo de Medios, S.A. de C.V.
Todos los Derechos Reservados.
Derechos de Autor 04-2005-011817321500-203.

Desarrollado por La Jornada

Hecho con Plone