Herramientas Personales
Navegación
 
Acciones de Documento

Mil conversaciones contra el Departamento de Seguridad Nacional

Última modificación 29/09/2008 20:18
por luisg

Este jueves 25 de septiembre, miles de personas en todo el territorio de Estados Unidos se reunirán para narrar historias y analizar los abusos del Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés) que ha socavado las libertades y los derechos humanos en aras de la lucha contra el terrorismo. Las agresiones contra los migrantes son una parte fundamental de la Noche de las Mil Conversaciones, que organizan 250 organismos de derechos humanos

Las “agresivas” redadas en hogares y lugares de trabajo, la detención de personas de manera irregular, el encarcelamiento en condiciones inhumanas y los “controles de seguridad” extras a causa del color de la piel o la religión, son algunos de los temas que miles de personas discutirán la noche de este jueves 25 de septiembre.

Rights Working Group, que reúne a unas 250 organizaciones socials promueve la discusión en hogares, oficinas, templos y otros sitios públicos.

El centro del debate son las acciones del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) y sus acciones para detener y deportar inmigrantes con el argumento de que representan un “peligro” para Estados Unidos.

Los organismos de derechos humanos se proponen que las comunidades conozcan las leyes y políticas que se han puesto en práctica en aras de la “seguridad nacional”. Se busca también que las personas asistentes se comprometan a “reafirmar los principios democráticos del país” y a participar en acciones que exijan cuentas al DHS

En el caso de Los Angeles, por ejemplo, se organiza una conversación con adultos mayores, una de las porciones de la población más afectadas por las deportaciones, sea porque deben cuidar a los hijos de quienes son detenidos, sea porque se quedan sin su sostén económico.

“Los adultos mayores de nuestra comunidad cuidan de nuestra historia y nuestras tradiciones. Cuando los más jóvenes en la familia son detenido o deportados, tienen que adoptar el papel de protectores y hasta son obligados a regresar al trabajo para cuidar de los nietos u otro familiar. Su punto de vista sobre el tipo de sociedad en que vivían antes del 111 de septiembre y como ha cambiado esta vida después es importante al considerar como nuestras comunidades presionarán a la Administración y al Congreso para que nos cumplan y trabajen para reducir el dolor y el sufrimiento de millones de personas”, dice Amadeo Hernández, Presidente de Bernardina’s Foundation.

Por su parte, Angélica Salas, directora ejecutiva de CHIRLA, sostiene que hay otro efecto pernicioso de la política de seguridad nacional: sometidos procesos migratorios engorrosos, muchos miles no podrán votar en las elecciones de noviembre.


Copyright © 1996-2014 DEMOS, Desarrollo de Medios, S.A. de C.V.
Todos los Derechos Reservados.
Derechos de Autor 04-2005-011817321500-203.

Desarrollado por La Jornada

Hecho con Plone