Herramientas Personales
Navegación
 
Acciones de Documento

Menores deportados, el hilo delgado de la migración

Última modificación 08/10/2008 21:12
por luisg

Cada vez son más los niños y niñas deportados por la Patrulla Fronteriza a México sin ningún acompañante adulto. Autoridades reconocen que los menores quedan “al alcance” del crimen organizado.

Sonora, cada hora: un niño solo es deportado

Ulises Gutiérrez Ruelas, corresponsal

Hermosillo, Sonora. Las deportaciones de niños migrantes, solos, por la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos, se han convertido en un problema serio para las autoridades mexicanas, consideró Lourdes Laborín de Bours, presidenta del sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) en esta etnidad.

Laborín dijo que cada hora es deportado al menos un niño, sin ningún acompañante, por la frontera de Nogales, Sonora, por lo que los pequeños muchas veces quedan “al alcance” de bandas de narcotraficantes, así como redes del crimen que los utilizan como esclavos en la comisión de diversos delitos.

“Las cifras son alarmantes, hemos atendido a más de 27 mil 951 niños, son muchos, pero cada uno de ellos son importantes; son niños que cada uno tienen una historia triste y complicada, de los cuales el 99% no son sonorenses”, sostuvo.

Manifestó que a través del tiempo la migración ha cambiado y si antes eran los hombres quienes intentaban cruzar a Estados Unidos, ahora mujeres y menores de edad, cruzan la frontera solos.

Detalló que el año pasado fueron deportados de Estados Unidos 500 mil mexicanos, de los cuales más de 27 mil fueron niños, que intentaron cruzar y fueron regresados a México solos.

“Niños que a su corta edad son convertidos en mercancía, que tienen un valor comercial y a los que pueden explotar, violar y traficar y a los que muchas veces les arrebatan su dignidad, su infancia y hasta su propia vida”.

Indicó que desde hace cinco años, a través del programa “Camino a Casa” que implementa el gobierno de Sonora, se brinda a estos menores atención médica, psicológica y legal, mientras se localiza a sus padres y se regresa a sus lugares de origen, de tal manera que en el 99 por ciento de los casos los pequeños son llevados a estados del centro y sur del país.

 

Tamaulipas, más menores que el año pasado

Carlos Figueroa, Corresponsal.

Nuevo Laredo. El año pasado fueron atendidos mil 472 casos de niños deportados de los Estados Unidos, en conjunto con el Sistema para el Desarrollo Integral para la Familia (DIF), pero todavía faltan tres meses para terminar el 2008 y se ha repatriado a mil 391 menores.

"Falta una cuarta parte de este año y fácil podrían entrar unos 500 casos más de aquí hasta diciembre", comentó Norma Ortiz Garcia, coordinadora del programa  Menores en Circunstancias Extremadamente Difíciles (MECED) del Sistema DIF Municipal.

Respecto a la suerte que corren los menores la funcionaria mencionó que se busca a la mayor brevedad que la familia sea localizada.

“Somos los receptores de todos los menores repatriados y aunque la mayoría no son locales, buscamos que se puedan reintegrar con sus familiares”, dijo la coordinadora.

Los estados de donde provienen principalmente los menores son Guanajuato, seguido de San Luis Potosí, Veracruz, Michoacán y últimamente el Distrito Federal.

Son niñas de entre los 10 y los 17 años, mientras que en los niños se han visto casos desde los 8 años, manifestó la coordinadora del MECED.

“Y ya sea con apoyo de la institución, con descuentos, o con la participación de la propia familia, se busca la manera de que el menor se retorne a su lugar de origen”, explicó.

Posteriormente a eso se les aconseja a los padres que se acerquen al DIF de su comunidad para que se les dé seguimiento y no reincidan los menores.

"Sobre todo cuando se vienen sin el consentimiento de sus padres, se trabaja con programas para poderlos integrar", comentó Ortiz García.


Copyright © 1996-2014 DEMOS, Desarrollo de Medios, S.A. de C.V.
Todos los Derechos Reservados.
Derechos de Autor 04-2005-011817321500-203.

Desarrollado por La Jornada

Hecho con Plone