Herramientas Personales
Navegación
 
Acciones de Documento

La ciudadanía o la muerte

Última modificación 12/03/2009 21:24
por luisg

De agosto de 2002 a hace un par de meses, 118 soldados nacidos en el extranjero obtuvieron la anhelada ciudadanía estadunidense gracias a que prestaron servicio en el Ejército… pero la obtuvieron después de muertos. Un nuevo plan de las fuerzas armadas de EU busca reclutar ya no a soldados rasos, sino a personas con alto nivel educativo y hablantes de idiomas que van del árabe al igbo de Nigeria

Por: Arturo Cano

Cuando leemos “migrantes”, leemos “mexicanos en Estados Unidos”. Dígalo si no la repercusión que una nota de The New York Times ha tenido en los diarios mexicanos que habla de la decisión del ejército estadunidense de reclutar a migrantes que viven en el país del norte desde hace al menos dos años.

Migrantes con visas de trabajo (conocidas como green cards) son desde hace tiempo reclutados por el Tío Sam. La novedad es que ahora el ejército más poderoso del mundo va por migrantes que hablen dos o más idiomas y que tengan conocimientos de los que suelen carecer quienes se enlistan voluntariamente. A cambio de inscribirse en el ejército, los migrantes recibirían la ciudadanía en un plazo de seis meses. Es decir, se les otorgan los papeles como “regalo” a cambio de, muy probablemente, jugarse la vida.

Aunque el plan excluye a los hispanohablantes, pese a lo cual la información fue ampliamente destacada por diarios latinoamericanos.

Las fuerzas armadas estadunideses buscan personas “talentosas” y educadas, que conozcan las culturas de los numerosos países donde tienen presencia.

Según la información de Julia Preston, ex corresponsal del Times en México, el ejército de su país busca hablantes de árabe, chino, hindi, igbo (de Nigeria), kurdo, nepalés, pashto, ruso y tamil, entre otra treintena de idiomas. Los aspirantes deberán aprobar además un examen de inglés.

Actualmente, 29 mil personas que no son ciudadanas estadunidenses prestan servicio en las fuerzas armadas. Desde los ataques de septiembre de 2001 a diciembre pasado, unas 45 mil personas lograron naturalizarse estadunidenses gracias al servicio militar.

Filipinos y mexicanos (con 22.8 y 9.5 por ciento del total de los no estadunidenses por nacimiento) son las nacionalidades que más aportan al ejército de EU.

Desde agosto de 2002 a hace un par de meses, la cifra de quienes lograron la ciudadanía tomando un fusil incluye a 118 soldados que lograron obtener los anhelados papeles después de muertos.

 hora, ficho de otro modo, hasta para arriesgarse a morir hay que ser calificado.


Copyright © 1996-2017 DEMOS, Desarrollo de Medios, S.A. de C.V.
Todos los Derechos Reservados.
Derechos de Autor 04-2005-011817321500-203.

Desarrollado por La Jornada

Hecho con Plone