Herramientas Personales
Navegación
 
Acciones de Documento

España se endurece

Última modificación 05/09/2008 19:46
por luisg

España limitará la contratación de extranjeros en 2009, según anunció el ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, para quien “no parece razonable” que su país siga contratando trabajadores fuera cuando tiene 2 millones y medio de desempleados.

Por: Armando Tejeda

Madrid. El drama de la migración africana volvió a teñir de sangre las costas españolas. En esta ocasión fueron 14 las personas muertas durante la dura y adversa travesía desde la paupérrima África hasta las puertas de entrada a Europa, las costas españolas, esta vez las del Archipiélago canario. Una embarcación endeble y con magulladuras por las adversidades del trayecto llegó al puerto de Arguineguin portando una estampa doliente: tres cuerpos sin vida flotaban al interior de la barca, mientras otras 13 persona salían auxiliadas por los servicios sanitarios españoles ateridos de frío y confusos.

En lo que va de año se calcula que más de 300 personas han muerto en su intento de llegar desde Mauritania y otros países africanos hasta las costas canarias, una de las rutas elegidas por los migrantes para alcanzar tierras europeas y que resulta además mucho más compleja y peligrosa que la hasta ahora única vía: el Estrecho de Gibraltar, una franja de 14 kilómetros de mar que separa Marruecos de las costas andaluzas.

El cayuco en el que viajaban más de 30 migrantes procedentes de Mauritania –aunque se cree que la mayoría procedían de otros países africanos inmersos en guerras civiles y crisis endémicas de hambruna- pretendía llegar a las costas españoles en condiciones precarias. Una falla en el motor, que provocó su paralización total a mitad del trayecto, provocó que la pequeña embarcación permaneciera a la deriva alrededor de 12 días. Durante este tiempo se presume que no se encontraron a ninguna embarcación y que, por tanto, no pudieron pedir ayuda ante la situación de emergencia, con lo que no pudieron evitar la muerte de 14 de sus compañeros.

Los sobrevivientes se encuentran fuera de peligro, si bien su situación es delicada, ya que llegaron deshidratados, sin apenas noción de lo que les había ocurrido y sin apenas fuerzas para caminar. La Cruz Roja española les atendió en el propio puerto, desde donde  fueron trasladados a un centro sanitario para una  revisión más exhaustiva. Como es habitual en este tipo de casos, el gobierno  español, del socialista José Luis Rodríguez Zapatero, aplicará el protocolo de actuación: curara las heridas de los migrantes para posteriormente llevarlos a un centro de “internamiento” de migrantes “sin papeles”, hasta finalmente ser expulsados del país.


Copyright © 1996-2017 DEMOS, Desarrollo de Medios, S.A. de C.V.
Todos los Derechos Reservados.
Derechos de Autor 04-2005-011817321500-203.

Desarrollado por La Jornada

Hecho con Plone