Herramientas Personales
Navegación
 
Acciones de Documento

De Postville a Tucson

Última modificación 02/06/2009 22:43
por luisg

Un año después de la redada, Postville, Iowa, es un pueblo en agonía. Las casas están en subasta y las escuelas podrían cerrar por falta de alumnos. La planta procesadora de carne donde laboraban los 600 aprehendidos está en bancarrota. La llegada del nuevo gobierno trajo esperanzas, pero las redadas no se han detenido y recientemente el gobierno de EU anunció el proyecto Tucson 1: alta tecnología en la frontera para impedir el paso de migrantes. De Postville a Tucson, las cosas no han cambiado pese a la promesa de una reforma migratoria

Por: Eduardo González Velázquez

A un año de la redada migratoria más grande en la historia del pueblo de Postville, en el corazón ganadero y maicero de Iowa, donde fueron aprehendidos seiscientos trabajadores mexicanos y centroamericanos de la procesadora de carnes Agriprocessors, la planta de carnes kosher más grande del país; la cara del pueblo cambió: bajaron las ventas en un 80 por ciento; las casas y departamentos son anunciados en venta o en renta; la matrícula de la escuela ha disminuido de tal manera que posiblemente tenga que cerrar por falta de fondos; la migración decreció; y la procesadora de carnes se encuentra en bancarrota y su futuro está en duda. Los habitantes de Postville y millones de migrantes pensaron que con el cambio de gobierno la política migratoria de la Casa Blanca cambiaría, pero eso no ha sido así.

Son más de cien días del gobierno de Barack Obama y aún no se dan pasos firmes hacia una posible reforma migratoria. Ya visitaron nuestro país el presidente de Estados Unidos; la secretaria de Estado, Hillary Clinton; y la encargada de la seguridad interior, Janet Napolitano, y no se ve ni medianamente abierta la puerta hacia la legalización de millones de mexicanos que viven en el vecino país. Lo más que aparecen son discursos explotados mediáticamente en las giras presidenciales. Las disposiciones federales y estatales que se emiten tienen como eje la criminalización de los migrantes y el fortalecimiento de la frontera. En lo que va de la administración de Barack Obama se han destinado más agentes investigadores a la frontera para asegurar y mejorar los puertos de entrada. Esto lo vemos reflejado en la propuesta de presupuesto para el 2010 donde Barack Obama planea pedir al Congreso 27 mil millones de dólares para el refuerzo de la seguridad de la frontera (El Día, 11 de mayo de 2009). La Casa Blanca centra su atención en los traficantes que introducen drogas y personas a Estados Unidos y traen armas y dinero a nuestro país. En sentido contrario, disminuyó la atención brindada a los miles de migrantes indocumentados que llegan a Estados Unidos en busca de un empleo. Sin embargo, las redadas no se han detenido, incluso ahora se persigue a los empleadores de mano de obra ilegal, buscando con ello inhibir la contratación de migrantes que no tengan sus papeles en regla. Es una forma de persecución a los migrantes, ya que ahora son los empleadores los que denuncian las irregularidades en los papeles de quienes solicitan trabajo.

 En la práctica los discursos endurecidos hacia los migrantes ya comenzaron a concretarse. Esta misma semana se anunció la construcción y posterior puesta en marcha del proyecto Tucson-1, el cual estará integrado por nueve torres y nueve sensores en la zona fronteriza de Sásabe, Sonora y Sasabe, Arizona. Este anuncio se da justo 20 días después de la visita a nuestro país de Barack Obama. El proyecto inicial cubrirá un total de 40 kilómetros al suroeste de la frontera de Arizona, y estará terminado este verano y será entregado para su uso y manejo a la Patrulla Fronteriza en diciembre próximo. En total serán 15 torres de alta tecnología que harán las veces de un muro virtual. Cada torre medirá entre 12 y 36 metros de alto y tendrá una capacidad para vigilar una distancia de seis kilómetros a la redonda. Las torres contarán con cámaras nocturnas y diurnas y un equipo de comunicaciones que operarán a base de microondas, y transmitirá de forma instantánea imágenes a una base de control que estará dentro de una estación de la Patrulla Fronteriza. Asimismo, durante el verano se comenzará a edificar la segunda parte del proyecto, Ajo-1, que estará integrada por seis torres y seis sensores que cubrirán otros 50 kilómetros de la frontera. El muro virtual de 90 kilómetros tendrá un costo total de 100 millones de dólares. La razón por la cual se eligió el sector Tucson para iniciar la edificación del muro virtual se debe a que el desierto de Arizona sigue siendo el principal punto de cruce de migrantes indocumentados. Durante el presente año fiscal se ha reportado el arresto de 145 mil migrantes indocumentados (La Opinión, 13 de mayo de 2009).

Así las cosas, aunque Barack Obama fue apoyado por millones de hispanos en su camino a la Casa Blanca, y que una de sus promesas de campaña fue la puesta en marcha de una reforma migratoria, en la práctica el presidente de Estados Unidos no está dispuesto a sacrificar su capital político para lograr una migración más segura y con un menor grado de vulnerabilidad del que existe hoy. Barack Obama, en voz de su Departamento de Seguridad Interior recordó que “seguirá haciendo cumplir las leyes de migración de una forma dura, pero justa”.


Copyright © 1996-2014 DEMOS, Desarrollo de Medios, S.A. de C.V.
Todos los Derechos Reservados.
Derechos de Autor 04-2005-011817321500-203.

Desarrollado por La Jornada

Hecho con Plone