Herramientas Personales
Acciones de Documento

Crónicas

Esperanza Soledad, mixteca nacida en Estados Unidos — por luisg — Última modificación 07/07/2008 21:05
El 17 de junio del 2004, una joven mixteca de 17 años de edad que trabajaba cosechando lechugas en los campos agrícolas del pueblo de Soledad, California, dijo a sus compañeras de trabajo que le dolía el estómago. Fue al baño portátil que la empresa agrícola lleva al campo, y dio a luz a una pequeña de 1.6 kilos de peso.
Llamada a los campos — por luisg — Última modificación 08/08/2008 20:00
El próximo domingo me trasladaré a un campo de cultivo en la época más difícil del año. Carolina del Norte encabeza a la nación en muertes por golpe de calor. Muchos casos ocurren en julio y agosto, cuando los hombres no sólo luchan contra el calor, sino también contra el envenenamiento por nicotina. Los trabajadores a los que el FLOC representa en Carolina del Norte cultivan 26 productos diferentes, desde pepinos hasta tabaco y árboles de Navidad.
Sombras nada más — por luisg — Última modificación 17/11/2008 18:59
Apozol, Zacatecas, un municipio vacío como muchos de las zonas “expulsoras” de migrantes, comienza a resentir los efectos de la crisis estadunidense. De Guadalajara a Zacatecas andando por la carretera libre, aparecen pueblos como Moyahua, Juchipila, Apozol, Villanueva, entre otros, donde un paisaje paradisíaco se cubre de soledad y olvido, el ambiente se torna gris a la vez, pues a pesar de estar rodeado de montañas, planicies, rancherías, plantíos que no tienen desperdicio, se entristece por la gran cantidad de negocios cerrados, casas sin habitantes, escuelas sin niños, iglesias sin fieles y plazas vacías con la nostalgia que cubre a pueblos despoblados.
Thanksgiving con sabor mexicano — por luisg — Última modificación 02/12/2008 21:20
En Nashville, el mero corazón de la música country, se escuchan y se bailan cumbias como Bella-velluda-velludita, Leyda, o Chambacú, con igual o mayor intensidad que en la Pantitlán y colonias aledañas. El baile, las conversaciones y las viandas mexicanas abren nuevas preguntas: ¿A quién hay que dar las gracias por trabajar de 13 a 16 horas diarias en Estados Unidos? ¿A quién hay que agradecer por dejar de ver a tus hijos por más de dos años? ¿A quién hay que agradecer cuando de regreso en México no te den ni las gracias por haberte matado “del otro lado” para mantener a tu familia que ni siquiera podías ver? Los primeros colonos ingleses al menos les dieron las gracias a los indios nativos por darles de comer (antes de exterminarlos)
Las devociones de los migrantes: de la Guadalupana al Santo pollero — por luisg — Última modificación 14/01/2009 22:48
“Gracias Santo Toribio Romo, por habernos hecho el milagro de encontrar el cuerpo de nuestra hija Maribel que murió en el desierto el día 2 de junio de 2007, y con tu valiosa ayuda la encontramos tres días después y le dimos cristiana sepultura el 27 del mismo mes”. La familia de Maribel Gutiérrez Jiménez fue a colgar el desgarrador agradecimiento en una de las paredes de la capilla donde miles de migrantes van a pedir la intercesión de Santo Toribio, el nuevo santo pollero. Aquí, un recorrido por las devociones de los migrantes
Los centroamericanos y su vida con “la bestia” — por luisg — Última modificación 22/01/2009 19:38
La mayoría de los migrantes centroamericanos que entran a México, con rumbo a Estados Unidos, no tienen idea de la geografía del país. Los más pobres se aventuran a recorrer la geografía en el lomo de “la bestia”, como conocen al tren Chiapas Mayab de la Costa. Aquí se narran algunas de sus desventuras.
Migraciones por amor — por luisg — Última modificación 16/04/2010 20:27
La internet y las agencias matrimoniales “mueven” cada año a miles de mujeres en todo el mundo, mujeres que emigran para casarse y que logran, así, vencer los tres más difíciles retos de los migrantes: papeles, una red de relaciones y capacidad de consumo. Se calcula que cada año unas 300 mil mujeres de China y otros países asiáticos viajan para casarse. Lo mismo sucede hacen entre 10 y 15 mil rusas. Esa “incorporación dependiente” –como la llaman las investigadoras Yolanda Bodoque Puerta y Montserrat Soronellas Masdéu, quienes analizan el fenómeno en España- suele tener altos costos para las mujeres que migran por amor
“¿Usted cree que un gringo va a tener las manos así?” — por luisg — Última modificación 20/05/2010 22:16
Así abre la sonorense Verónica Martínez, mientras toma y exhibe las callosas, despellejadas manos de Sergio, su marido, trabajador de la construcción. La pareja acaba de llegar al parque Armory, en el centro de Tucson, para sellar su participación en la primera marcha de sus vidas, una conmemoración que los migrantes han revivido en Estados Unidos, y que en Arizona tiene un significado especial tras la aprobación de la SB 1070, la más dura de las muchas legislaciones locales que en los últimos años han apretado tuercas contra los “sin papeles”.

Copyright © 1996-2014 DEMOS, Desarrollo de Medios, S.A. de C.V.
Todos los Derechos Reservados.
Derechos de Autor 04-2005-011817321500-203.

Desarrollado por La Jornada

Hecho con Plone